A la playa, con protección

SILENCIO-WEB

Panorámica de la playa ‘El Silencio’ en Cudillero (Asturias). Imagen cedida por Guillén Pérez.

Atrás quedaron los tiempos en que los veraneantes se untaban aceite sobre el cuerpo con el fin de tostarse por no decir ‘freirse’. Sólo importaba el moreno. Cuanto más rápido, mejor. Pero el tiempo hace a las personas más sabias y más cultas. Así, casi nadie sale ya de casa sin una buena capa de fotoprotección cuando el sol aprieta. Pero, ¿se sabe realmente qué crema es la idónea? ¿O cómo hay que elegirla?… Pues aquí van unos consejos útiles. En primer lugar, para no fallar, el factor de protección 50+ es una opción segura. Eso sí, algunos expertos recomiendan desconfiar de los números más altos, ya que a día de hoy no existen pruebas científicas que demuestren su eficacia. Además, esa cifra realmente indica los minutos que tardará la piel en ponerse roja. Por eso hay que controlar el tiempo de exposición solar, ya que no existe la protección total frente a las quemaduras que producen los rayos UVB a los que hay que plantar batalla.

Los UVA, por su parte, son los responsables del envejecimiento cutáneo. Estos, sin embargo, no se rigen por ningún valor numérico. No obstante, hay que comprobar que el producto escogido los combata. Por suerte, en este caso concreto, los cosméticos más adecuados no tienen porqué ser los más costosos. Lo importante es el laboratorio, no la marca. Aunque si alguien prefiere un producto que le ofrezca un efecto autobronceador o una textura especial… está en su derecho de adquirirlo. La cuestión es cuidarse.

 

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...